AgricolasNoticias

Se desacelera la demanda china de soja y suma volatilidad al mercado

Se proyecta que las importaciones de la oleaginosa por parte de la República Popular China disminuyan fuertemente para fines de 2021 en comparación al nivel récord visto en el primer semestre. El nuevo contexto modificaría las perspectivas de subas sostenidas por parte del mayor consumidor global de soja, en plena oferta de la nueva cosecha norteamericana al mercado.

Según fue reportado por Reuters, el cambio en la coyuntura de la superpotencia asiática fue impulsado por un “colapso en la rentabilidad de la industria de producción de carne de cerdo”. El consecuente y fuerte incremento del consumo de piensos con mayor proporción de trigo en detrimento de la soja en su composición, generó un recorte en la demanda en el gigante asiático.

Así, se reportó que las importaciones chinas del ciclo actual podrían ser menores a 100 millones de toneladas, a diferencia de un pronóstico reciente por parte de la cartera agrícola norteamericana (USDA) de 102 millones de toneladas.

El gigante asiático representa el 60% de las importaciones globales de la oleaginosa. La reducción en la demanda de soja por parte de China, al tiempo que los productores agrarios norteamericanos van a marcar la tercera mayor cosecha de su historia, aumentará la volatilidad de un suministro clave, que en el año 2021 ha repuntado a valores máximos de nueve años y, aunque la soja ya recortó U$90 desde el récord a mediados de mayo y en las últimas semanas se mantuvo en torno a los USD 510, todavía se encuentra USD 180 por encima en la comparación interanual con el año del comienzo de la pandemia.

“La demanda de harina de soja está tocando fondo. La base del margen ahora es de -120 yuanes (en el norte de China), la más baja de este año. La demanda podría volver a subir, pero ahora es terrible”, declaró a Reuters un gerente de planta de crushing (molienda) en el norte de China que procesa dos cargamentos soja en promedio al mes.

El nuevo contexto modificaría las perspectivas de subas sostenidas por parte del mayor consumidor global de soja,

“Realmente no podemos hacer compras al exterior. El volumen de las exportaciones de soja de Estados Unidos seguramente se verá afectado”, declaró y explicó que en su caso su planta solo tenía una carga reservada para agosto, mientras que normalmente estaría del todo reservada hasta después de octubre.

Se reporta que en este marco las trituradoras en el centro clave de procesamiento de soja de Shandong pierden casi 400 yuanes por cada tonelada de semillas oleaginosas que muelen por no llegar al volumen de escala.

Durante el primer semestre del año 2021, China importó una cantidad récord de 48,95 millones de toneladas, marcando casi un 9% más en la comparación interanual con 2020, ya que “las piaras de cerdos se recuperaron de un brote letal de gripe y el principal productor, Brasil, envió una cosecha con volúmenes récord”, según detallaron los analistas. Sin embargo, en este nuevo escenario, la demanda asiática tambalea.

“El impulso de las importaciones a principios de año fue bastante robusto. Pero después, desde mayo, el aumento interanual de las importaciones se ha desacelerado”, declaró Zou Honglin, analista de Myagric.com, sitio de trading de granos.

El factor fundamental en la reducción del uso de soja en la composición del alimento fue la reducción de los márgenes de la producción de cerdos, actividad que se había reactivado con fuerza cuando los dueños de granjas intentaron reflotar la cría tras el brote de gripe porcina. Pero la actividad comercial del sector cayó de nuevo con la baja de los precios de la carne de cerdo y por los reportes de nuevos casos de gripe porcina en algunas granjas.

Se reportó además que los márgenes de la producción de carne porcina en China actualmente oscilan entre -150 yuanes y 84 yuanes, registrando más del 100% por debajo de sus niveles de principios de este año.

Otro factor clave ha sido un cambio en la mezcla de alimentos balanceados para los animales de granja en China, que recortó el volumen de harina de soja requerido en las raciones.

“La demanda no es tan buena como se esperaba. Ahora un gran volumen de trigo y arroz se destina a piensos, lo que desplazará a una gran parte de la harina de soja”, detalló otro ejecutivo de una importante cadena de plantas procesadoras en China.

China produjo 139,33 millones de toneladas de piensos en el primer semestre de 2021, registrando un aumento del 21,1% versus igual período de 2020. Los volúmenes de pienso porcino alcanzaron 62,46 millones de toneladas, un fuerte aumento del 71,4% en comparación interanual con el año del comienzo de la pandemia.

En contraste, el volumen de soja procesada durante el mismo período aumentó solo un 1,62% interanual, a 42,63 millones de toneladas, según Myagric, luego de la reducción de la proporción de la harina de soja en los piensos.

Fuente: El Agrario

Related Articles

Close
Close