ChihuahuaPecuaria

Pedirán activar programas emergentes para el campo por la sequía

Alfonso Lechuga, presidente del Consejo Estatal de Agropecuario, manifestó que en caso de que no se presenten lluvias a finales del mes de junio, se tendría que solicitar el apoyo a las instancias oficiales para que se activen los programas emergentes para las zonas de cultivo de temporal, sería el segundo año consecutivo de sequía.

“Estamos esperando brincar el mes de junio, aguantar este mes que es cuando se deben presentar las lluvias regulares a fin de este mes, para que se puedan empezar a establecer los cultivos de temporal, en las zonas del estado de Chihuahua, y se pueda sembrar en la Sierra Tarahumara el maíz para autoconsumo”, expresó.

Detalló que de no llegar las lluvias en tiempo en el mes de julio, solicitarían al gobierno del estado y a gobierno federal que se activen los programas de apoyo a las zonas temporaleras, porque no se va a poder establecer de nueva cuenta los cultivos de temporal, poniendo en riesgo las siembras tradicionales de frijol, maíz, alfalfa, trigo y avena.

En ese sentido, mencionó que por lo regular, en cultivos de temporal son los productores sociales los que se ven más perjudicados, al igual que las zonas de riego, ya que en los meses que se presentaba la lluvia se apagaban los riegos. De no ser así, se tendría que seguir extrayendo agua del subsuelo, presionando más los acuíferos del estado.

“No hay que perder la esperanza y que se dé la temporada de lluvia como tradicionalmente se lleva a cabo, las cuales no se presentaron el año pasado y lo que estamos esperando que sí se vayan a dar. Lo que más preocupa es en la Sierra Tarahumara, porque son cultivos de autoconsumo. Esperamos que en el mes de julio se empiecen a preparar las tierras, para que cuando lleguen las primeras lluvias, sea una buena señal y los cultivos se van a dar”, acotó.

La situación para el campo se complica, porque en el mes de junio las temperaturas van a seguir incrementándose, que van a presionar y colapsar más todo lo que es principalmente la ganadería de leche y de bovino. Y destacó que el año pasado, durante el 2020, no hubo ningún programa emergente para atender el problema de la sequía.

Para finalizar, señaló que en caso de que continúe la sequía, en el mes de julio, a través de las instancias oficiales, empezaría a hacer los trámites para la petición de apoyos. “Por un segundo año consecutivo estamos con esta preocupación y encendería todas las alarmas para la zona centro sur, que si bien, no depende del cultivo de temporal, sí depende del agua superficial para los distritos de riego”, concluyó.

Related Articles

Close
Close