Chihuahua

Protestan campesinos contra instalación de pozos de la familia LeBarón

Alrededor de cien campesinos del ejido Constitución, en el municipio de Buenaventura, Chihuahua, intentaron ayer detener la instalación de postes de electricidad para pozos de agua en el rancho La Mojina, propiedad de la familia LeBarón y fueron enfrentados por integrantes de la comunidad mormona; en la trifulca hubo detonaciones de armas de fuego y el saldo fue de dos personas heridas.

Joaquín Solorio, ejidatario y líder del Barzón, denunció que existen al menos 12 pozos ilegales dentro de “La Mojina”, lo que reduce el nivel del agua subterránea y los ejidatarios no tienen dinero para hacer más profundos sus pozos.

Dijo que las autoridades federales han sido omisas respecto a la sobreexplotación del acuífero que comparten ejidatarios y la comunidad LeBarón, y desde el año pasado hay policías federales que protegen a los mormones.

La familia LeBarón denunció que los barzonistas iniciaron las agresiones al irrumpir en propiedad privada, “los ejidatarios detonaron las armas de fuego y actúan impunemente porque tienen protección de la autoridad estatal y la Fiscalía General del Estado”.

“Tememos por nuestra vida, estas personas nos amenazaron de muerte y anoche entraron a nuestro rancho haciendo destrozos, venían armados”, dijo Diego LeBarón Ray, “si mueren más integrantes de mi familia, será culpa del gobernador de Chihuahua, del fiscal y del secretario de Seguridad Pública”.

Incluso solicitaron ayuda al FBI ( Federal Bureau of Investigation) ya que anticipan “un conflicto que pueda terminar en la pérdida de vidas humanas al igual que pasó el mes de noviembre de 2019 cuando varios integrantes de esta familia, incluyendo niños, fueron brutalmente privados de la vida”.

Los LeBarón aseguran que sus pozos dentro de “La Mojina” son legales y están dispuestos a demostrarlo con documentos, pero los campesinos de ejido Constitución rechazan dialogar con sus abogados.

En tanto, los ejidatarios afirman que esto es “un intento de manipulación de la opinión pública, ya que quieren (la familia Lebarón) utilizar la tragedia que vivieron para robarse el agua en el Rancho La Mojina” y señalaron que el motivo de su protesta es que existe un juicio contencioso sobre este tema porque en esta zona no hay permisos para perforar más pozos, por lo que aseguraron que la Comisión Federal de Electricidad no está participando en el tendido de líneas hasta que se resuelva la situación ante la ley.

Related Articles

Close
Close