Agricolas

Pronostican desabasto de frijol en próximos meses

Pronostican desabasto de frijol a nivel nacional para los próximos meses propiciado por las bajas cosechas causadas por las condiciones climáticas adversas que se presentaron durante la temporada de cultivo.

Lo anterior lo señaló Guadalupe Miranda Baldenebro, uno de los principales comercializadores de frijol del norte de Sinaloa, y agregó que esta situación se presentará por la baja producción de frijoles azufrados que este año se produjeron en Sinaloa y la caída de los inventarios nacionales del grano en sus distintas variedades.

Miranda Baldenebro explicó que la cosecha de frijol en Sinaloa correspondiente a la temporada otoño-invierno 2018/2019 llegó a su fin con magros resultados, ya que sólo se obtuvieron 40 mil toneladas, cuando en el 2017 se lograron 120 mil toneladas.

Señaló al periódico «El Debate» que lo anterior fue motivado porque fue menor la superficie que se dedicó a este cultivo, además de los factores climatológicos adversos que se presentaron en esta temporada.

Dio a conocer que de acuerdo con las existencias actuales, a lo sumo queda frijol para unos dos meses y posteriormente se enfrentarán complicaciones para cubrir las necesidades de consumo de la población del país.

Agregó que conforme a la producción nacional de frijol obtenida este año, la cual alcanzó las 560 mil toneladas, a partir de mayo se estaría presentando el déficit en el abasto de la leguminosa de las variedades negras.

En tanto que las existencias de frijoles claros azufrados que se producen en Sinaloa se agotarían en el mes de junio, por lo que se prevé una situación difícil para garantizar el abasto nacional de este importante producto, considerando que todavía falta sacar los volúmenes de semilla.

Asimismo, señaló que en México se consumen anualmente un  millón 250 mil toneladas de frijol, de las cuales: 480 mil son frijol negro; 420 mil, pinto; 150 mil, azufrado; y 200 mil de otras variedades.

El consumo per cápita anual de frijol en México se estima en 9.8 kilogramos, por lo que se entiende que se trata de un producto de primera necesidad que casi siempre está presente en las mesas de las familias mexicanas y forma una parte muy importante en su alimentación diaria.

Related Articles

Close
Close