Pecuaria

Prevén ‘comedor’ de insectos para impulso agrícola

El programa ‘Operación Polinizador’ tiene en la mira al estado de Querétaro para construir aquí un comedor comunitario para insectos como las abejas y mariposas para el 2022, lo que incrementará el rendimiento agrícola hasta 24 por ciento, señaló Montserrat Benítez, líder de Sostenibilidad para Latinoamérica Norte de Syngenta, empresa biotecnológica que realiza estudios en agricultura responsable.

“Una polinización gestionada adecuadamente”, dijo la especialista a este diario, “colabora con el aumento”.

La iniciativa, cuyo impacto ha sido en ocho millones de héctareas, consiste en investigar tipos de clima, terreno y cultivos de una región en particular. Con esos datos, se eligen flores y plantas que provean alimento y refugio para los polinizadores.

En México, este programa tiene una presencia de dos años en Jalisco, Puebla y su frontera con Tlaxcala, con la expectativa de crecer en predios y arribar al noroeste nacional en 2021, en Sinaloa (en cultivos de tomates), Michoacán (en cultivos de aguacates) y Durango. En 2022 proyectan estar en Querétaro, Guanajuato y Estado de México.

“Estamos convencidos de impulsar una agricultura sostenible. ‘Operación Polinizador’ está diseñado para grandes y pequeños productores en diferentes cultivos y regiones de México”, indicó Monsterrat Benítez.

Detalló que como parte del proceso se pide a los campesinos que destinen un cinco por ciento de sus tierras de cosecha para sembrar diversas especies de girasoles, albahaca, lavanda y otras especies de flores que brindan alimento a los polinizadores.

Ilustró que en Jalisco, los primero beneficios que se han apreciado del programa es tener berries más sólidas y con buena imagen, mientras que en Puebla, los polinizadores han limpiado de plagas a los cultivos de maíz.

“No olvidemos que el 75 por ciento de los campos de cultivo del planeta se benefician con la presencia de los polinizadores, y de ese tamaño es la importancia que tiene la biodiversidad. Es una lucha enorme que permita la coexistencia de la agricultura con la naturaleza”, exoresó.

A nivel internacional, precisó que Chile, en casi cinco años cuenta con certificaciones internacionales de productos orgánicos, libres de plagas y de conservación de la biodiversidad.

Related Articles

Close
Close