MineríaNoticias

Petróleo baja hasta 74 centavos tras presión para que la OPEP aumente su producción

Los precios del petróleo caían este martes, mientras la OPEP y sus aliados se preparaban para una reunión el miércoles en medio de llamados de Estados Unidos para que eleve su producción de crudo, aunque el Brent aún operaba muy por sobre los 70 dólares por barril.

Los precios también eran presionados por las preocupaciones de que los cortes de electricidad e inundaciones en Luisiana después del paso del huracán Ida reduzcan la demanda de crudo de las refinerías.

El petróleo también era lastrado por débiles datos de manufacturas de China, donde la actividad industrial se expandió en agosto a un ritmo más lento que en el mes previo.

A las 09:55 GMT, los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos caían 74 centavos, o un 1.1%, a 68.47 dólares por barril. Los futuros del crudo Brent para octubre, contrato que expira el martes, cedían 60 centavos, o un 0.8%, a 72.81 dólares por barril.

Ambos referenciales van rumbo a registrar su primera pérdida mensual desde marzo. Pero aún no estaban lejos de sus máximos de julio, cuando el Brent subió a su nivel más fuerte desde 2018 y el crudo estadounidense desde 2014.

En agosto, el gobierno del presidente estadounidense Joe Biden instó a la OPEP a aumentar su producción de petróleo para hacer frente al alza de los precios de la gasolina.

Antes de la llamada de Estados Unidos, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, conocidos en conjunto como OPEP+, habían acordado sumar 400,000 barriles por día a su producción cada mes hasta diciembre.

Fuentes dijeron a Reuters que la reunión del miércoles probablemente continuará con el plan sin cambios y a pesar de la presión de Estados Unidos para aumentar el bombeo.

Ida, que tocó tierra en Estados Unidos el domingo como huracán de categoría 4, motivó la paralización de al menos el 94% de la producción de petróleo y gas costa afuera en el Golfo de México y causó daños “catastróficos” a la red de Luisiana.

Fuente: El Economista

Related Articles

Back to top button