Portada

Evitar que la peste porcina africana llegue a México, prioritario

Ante el riesgo de que ingrese a México la peste porcina africana (PPA), el presidente de la Comisión de Ganadería, diputado Eduardo Ron Ramos (MC), llamó al Ejecutivo federal a definir un fondo de contingencia en el presupuesto 2020, y establecer una alerta sanitaria para evitar pérdidas millonarias, desempleo y desabasto.

Durante el foro “Peste porcina africana”, productores y veterinarios plantearon a los diputados los desafíos y posible impacto de esta enfermedad en el país, y su propagación en África, Asia y Europa, en particular en China, a partir de agosto del año pasado, que provocó el sacrificio de miles de cerdos infectados.

El legislador externó su compromiso por impulsar la creación de un fondo de contingencia para el próximo año, que aliente a los criadores de cerdos y médicos veterinarios a informar sobre la presencia de una eventual infección.

Llamó al presidente de la República a considerar que este fondo es necesario, cuyos recursos sólo se utilizarían en caso de emergencia. Sería una medida de cobertura para prevenir y evitar, en su caso, la diseminación de esta infección en México.

“En el presupuesto de 2020, la comisión peleará por un fondo de contingencia; también queremos ser honestos, porque nosotros tenemos un límite, será función de la mayoría del Congreso, la que lo apruebe”. Pidió a las autoridades federales estar pendientes ante esta problemática, que al conocerla “realmente asusta”.

De Movimiento Ciudadano, el diputado Jorge Eugenio Russo Salido, quien convocó al foro, externó el compromiso de la comisión con los porcicultores del país, a fin de gestionar se establezca, a la brevedad, la alerta sanitaria ante esta amenaza para garantizar la solvencia de los productores, mantener más de 300 mil empleos y la producción de la carne de cerdo y derivados.

Pidió no minimizar el peligro de contagio para el hato porcino nacional porque el panorama de propagación de la infección es preocupante. Se pronunció por intensificar las acciones preventivas. “Hay que apretar más. El riesgo bien lo vale. Debemos blindarnos para evitar que se convierta en una calamidad para el país”.

Aseguró que las acciones legislativas se realizan sin fines ni colores partidistas, sino con la convicción de coadyuvar a atender y resolver problemas mediante la definición de estrategias conjuntas.

Reconoció el trabajo de este sector productivo al arriesgar su patrimonio para continuar en la competencia, por ello, llamó a tomar acciones reales y efectivas que frene, la amenaza latente de la PPA.

Juan Gay Gutiérrez, director general de Salud Animal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), aseguró que el problema “no se minimiza ni estamos totalmente inermes”. Tenemos guardias 24 horas los 365 días para responder de inmediato. Se cuenta con las técnicas más modernas y en cuestión de horas se puede dar un diagnóstico, el problema es que llegue la muestra rápido y reaccionar de inmediato.

Son años de trabajo con enfermedades exóticas, como la PPS. “No es que se minimice, se está consciente de la situación y se tiene una estructura bien armada para atenderla”. El Senasica vigila permanentemente los dos vuelos directos de Asia y los demás se revisan con binomios caninos.

En particular se inspeccionan los barcos asiáticos para cuidar la basura y que la gente no baje productos.

Avaló que pueda haber un fondo de emergencia que ayude a tener un reporte temprano de la enfermedad, mayor número de inspectores en los aeropuertos y puertos, además de mejorar las acciones.

Heriberto Hernández Cárdenas, presidente de la Organización de Porcicultores del País (Oporpa), planteó doce propuestas ante el peligro de esa enfermedad. Urgió a las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y al Senasica elevar una alerta sanitaria que garantice la inocuidad; elaborar un diagnóstico de riesgo, que los productores notifiquen un posible contagio y que las autoridades lo atiendan de forma inmediata.

Intensificar la vigilancia de todas las mercancías pecuarias provenientes de otros países, porque en otras naciones se han detectado salchichas elaboradas con carne infectada, además de frenar el contrabando.

Asimismo, hacer campañas permanentes de alerta en terminales aéreas y puertos; desinfectar contenedores de barcos asiáticos; desplegar un programa de vigilancia epidemiológica y etiquetar recursos en el presupuesto del próximo año en un fondo de emergencia e intensificar el control sanitario en el manejo de animales en el mercado interno.

Destacó la importancia de la sanidad como el mayor activo que tiene México para competir en el mercado cárnico, proteger el consumo y empleos directos e indirectos.

Llamó a que la austeridad no perjudique al sector pecuario, toda vez que se importa el 45 por ciento de ese alimento para cubrir la demanda nacional.

Jesús Horacio Lara Puente, veterinario investigador de la UNAM, urgió a estar preparados para evitar el ingreso de la PPA a México porque su impacto sería catastrófico, debido a que no se tienen las medidas suficientes para emitir un diagnóstico temprano ni tampoco se cuenta con una vacuna. Aclaró que el ser humano no se contagia, pero el consumo no se permite por la infección.

Se pronunció por prevenir e intensificar la regulación sanitaria a la carne y productos, ya que 24 países están infectados desde 2007 y ninguno ha logrado erradicar la enfermedad, la cual es letal y puede matar al cien por ciento de los animales.

Demandó confianza de las autoridades y que reconozcan la emergencia de la enfermedad, para evitar pérdidas millonarias. Denunció amenazas y hostigamiento por referir los riesgos hacia la cadena productiva pecuaria del país.

Vicente Casillas Rodríguez, presidente de la Asociación Mexicana de Veterinarios Especialistas en Cerdos, demandó al Senasica, “no minimizar el riesgo de la peste porcina africana, porque el problema lo tenemos muy cerca y asusta el impacto que puede provocar en toda la cadena productiva mexicana”.

Comentó que especialistas internacionales han estimado que esta enfermedad porcina estará en el mercado de Estados Unidos, en un año, y por ende, en México también. “Están minimizando este gran peligro sanitario que va a perjudicar a todos los sectores”.

Víctor Manuel Ochoa Calderón, veterinario de la UNAM, advirtió la necesidad de fortalecer la inspección sanitaria en las terminales aéreas y puertos, no ocultar información, ni minimizar los riesgos ante la peste porcina africana, con el objeto de evitar un desastre en el sector pecuario.

Related Articles

Close
Close