AgricolasPecuaria

Desarrollo del sector primario, fundamental para erradicar pobreza y marginación en el medio rural

La seguridad alimentaria representa un papel preponderante dentro de la seguridad nacional, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, al dictar conferencia magistral en el Colegio de Defensa Nacional.

​Enfatizó que este gobierno se ha propuesto atender la gran deuda social en el campo y la pesca, con base en los programas prioritarios Producción para el Bienestar, Fertilizantes para el Bienestar, Precios de Garantía y Bienpesca, cuyos beneficios llegan directamente a los productores, y los bienes públicos al servicio del sector.

La apertura económica del país no atendió con eficacia, igualdad y justicia a los productores más vulnerables del campo y la pesca, por lo que el Gobierno de México trabaja en un nuevo modelo para erradicar la pobreza y marginación en el sector, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Enfatizó que este gobierno se ha propuesto atender la gran deuda social acumulada en el campo y la pesca. Erradicar la pobreza y la marginación debe ser tarea de todos sus actores, pues con ello se contribuye a la estabilidad económica y social del país, expresó.

Para acceder con éxito al futuro, tendremos que saldar cuentas pendientes con el pasado reciente, destacó al dictar la conferencia “La política de aprovechamiento del campo y los mares del Estado mexicano”, en el Colegio de Defensa Nacional.

Resaltó que en esa dirección se dirige México, al atacar los orígenes que causan la migración, inseguridad y violencia, a través de una política de Estado que lleva oportunidades y equidad al campo y la pesca mediante los programas prioritarios que tienen como característica apoyar de manera directa, sin intermediarios, a los productores, con énfasis en quienes más lo necesitan.

Ante oficiales militares y civiles de la maestría en Seguridad Nacional dijo que nuestro país está entre los líderes mundiales en la producción y exportación de alimentos, y que se tiene el reto de que esta situación se refleje cada vez en mayor medida en la calidad de vida de los campesinos, productores de pequeña escala e indígenas.

Subrayó que la seguridad alimentaria juega un papel preponderante dentro de la seguridad nacional, por lo que se refuerzan los programas prioritarios de atención directa al productor, en especial en zonas marginadas del país.

El funcionario expuso también que la atención a los fenómenos migratorios en zonas rurales y el estímulo de oportunidades para los jóvenes en las actividades del campo y la pesca son asuntos que pueden verse beneficiados a partir del desarrollo del sector primario.

Destacó que el Gobierno de México fortalece el trabajo interinstitucional en diferentes frentes de la agricultura y la pesca. Ejemplo de ello, dijo, es el apoyo de las fuerzas armadas, como la de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional en la entrega de fertilizantes y en el programa de estimulación de lluvias, y la vigilancia de los litorales del país por parte de la Secretaría de Marina.

Apuntó que dentro de los programas y acciones para llevar mejores oportunidades al sector primario están Producción para el Bienestar, Fertilizantes para el Bienestar, Precios de Garantía y Bienpesca, que benefician de manera directa a alrededor de tres millones de productores de pequeña y mediana escala del país.

Comentó que la Secretaría de Agricultura tiene el objetivo de diversificar los mercados y acompañar a los productores con los bienes públicos, como la investigación, asistencia técnica, capacitación, información e inteligencia comercial y la sanidad e inocuidad agroalimentaria.

Ello, además de promover alianzas público privadas para la inversión en el sector primario y agroindustrial, con la vinculación de productores, principalmente en el sur sureste del país, zona que cuenta con el recurso agua, mano de obra y el potencial de cinco millones de tierras arables.

Resaltó que en la etapa de contingencia sanitaria, el campo, la pesca y la acuacultura no se detuvieron, con lo que se registró un crecimiento récord en la producción de alimentos en 2020, con 289.3 millones de toneladas, indicador que para este año puede crecer a 290.7 millones de toneladas, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Este logro lo reconocemos a los productores del país, ya que una de las peores amenazas para la seguridad nacional de un país sería la falta de alimentos para la población, subrayó el titular de Agricultura.

Destacó que las exportaciones agroalimentarias crecieron 5.19 por ciento el año pasado, al alcanzar un valor de 39 mil 525 millones de dólares, mientras que las importaciones disminuyeron 5.47 por ciento. Las ventas mexicanas al exterior registraron primeros lugares en aguacate, jitomate, berries, nuez, chile verde, camarón y pulpo.

 

Related Articles

Back to top button