Pecuaria

China reducirá sus importaciones cárnicas por restricciones orientadas a la política Cero Covid

Reuters reportó que derivado de las medidas de restricción y cuarentena aplicadas por el gobierno chino en la ciudad de Shanghái, —como parte de su política cero-COVID—, esto se ha sumado como un elemento más a las disrupciones en la logística de la industria cárnica internacional y los principales proveedores.

Desde el negocio de servicios alimentarios de la firma Danish Crown, Pinggu Retail & Foodservice, explicaron que las dificultades se concentran en la planeación para que los transportes puedan entrar y salir a recoger los productos.

Adicionalmente, las estrategias implementadas por las autoridades chinas se han traducido en periodos prolongados de autorización para acceder a puertos, así como una menor disponibilidad de camiones refrigerados para la movilización de las mercancías, ya que se solicitan requisitos especiales para la expedición de licencias.

LAS REDUCCIONES EN LAS IMPORTACIONES SE AVIZORAN CON CAÍDAS DE HASTA 30%

Pan Chenjun, analista en Rabobank, explicó que los retos en materia de logística podrían resultar en una caída de hasta 30% en las importaciones de cárnicos porcinos realizadas por China, y sentenció que este índice a la baja supera la previsión inicial, que apuntaba a una contracción de 10% para 2022.

Para evitar pérdidas provocadas por la inmovilización de cargamentos, la compañía procesadora, Tyson Foods determinó redireccionar los envíos de proteína animal hacia otros mercados hasta que la situación se normalice.

La información de Reuters indicó que las dificultades continúan incluso en los casos en donde los transportes salen del puerto, pues en el caso de los camiones que llegan a Beijing, los productos movilizados son transferidos a almacenes designados donde se les someten a pruebas de Covid-19, provocando retenciones añadidas de hasta 14 días. 

En la gerencia general de mercados internacionales de Meat and Livestock Australia, comentaron que los retos que representa este escenario en Shanghái, están derivando en mayores costos operativos a lo largo de la cadena de suministro, y en consecuencia, la inflación en los precios de los alimentos.

Fuente: Porcicultura.com

Related Articles

Back to top button