NoticiasPecuariaPortada

Causa expectación producción de huevos azules

Este llamativo producto de gallina se origina a través de ponedoras araucanas (Ave originaria de la Araucanía «sur de Chile» y criada por los mapuches, pueblo indígena de la región).

San Luis Potosí, México. Abril 23 de 2018.- Cusa expectación y asombro la llegada de huevos de color azul al campo y de manera incipiente, al mercado de San Luis Potosí, de la mano de avicultores artesanales.
Granjeros que actualmente los producen a mínima escala en la entidad, aseguran que este singular producto de gallina viene a revolucionar la industria avícola de México. Por su parte, los amantes de los alimentos orgánicos, ya los consideran una alternativa importante. Pero, para el consumidor común, son simplemente un producto llamativo, con las mismas cualidades nutritivas que el blanco, pero con ligero sabor a pescado.
Así describen, Evanibaldo Lárraga y Enrique Biu, criadores de la gallina araucana que pone huevos de color azul, la llegada, aunque de manera artesanal, de este singular producto de gallina al estado de San Luis Potosí, México.
«Pareciera ser un caso raro pero los huevos azules sí existen y no son invención, más bien son el producto de un trabajo agro artesanal que tiene como base las gallinas araucanas conocidas también como mapuche, originarias del sur de Chile y Argentina y que llegaron al municipio de Tanquián de Escobedo, para revolucionar la producción avícola y representar una alternativa alimentaria orgánica para las personas que sufren de colesterol alto», exponen los productores.
Estos granjeros potosinos señalaron que, la producción del huevo que ha causado expectación en la región inició en su pequeña granja ubicada en el barrio Alto de las Flores, municipalidad de San Luis Potosí, con huevos que trajeron del estado de Oaxaca, los cuales, tras incubarlos, reprodujeron varias gallinas que, alimentadas de manera orgánica, ahora generen diariamente esta variedad de producto.
Estos huevos, exponen, presentan una apariencia color azul cielo y verdoso. Poseen, además, una cáscara más gruesa y resistente comparada con los huevos normales; también, una yema más dorada y de mayor tamaño que el blanco.
En tanto, aseguran quienes ya los probaron, su sabor es igual a los tradicionales, aunque hay quienes señalan que tienen un sabor ligero a pescado. Y los nutriólogos afirman, que fuera de lo raro que parecen, aportan proteínas y glucosa.
«En países como España, este alimento tiene una gran demanda en las tiendas de Gourmet, pues los deportistas y quienes manejan una dieta orgánica los buscan mucho, pero conforme a lo que hemos estudiado de la producción, hemos conocido que tiene un tipo de ácido graso esencial de la cadena del Omega 3, denominado DHA, que mantiene el equilibrio de la grasa en la sangre, por lo que sería una buena alternativa de alimentación en la Huasteca, donde son comunes los problemas de desnutrición en niños», expresan los avicultores.

Related Articles

Close
Close