ChihuahuaPecuaria

Cascarilla de algodón podría ser tóxico para ganado: productores de Ahumada

VILLA AHUMADA, Chihuahua. Ganaderos y empleados de ranchos que habían encontrado en la cascarilla de algodón una forma de provocar la subsistencia de animales, hoy día viven preocupados y mas pesimistas en seguir utilizando este alimento exclusivamente porque según al menos tres vaqueros, la cascarilla podría estar generando toxicidad en los animales.

Aliada de la prolongada sequía en cuanto a muerte del ganado es ahora, posiblemente la cascarilla porque algunos animales en cuanto la ingieren comienzan a babear como si trajeran un efervescente en la boca. Esto ha provocado que algunos ganaderos limiten este alimento o lo alternen con forraje verde para compensar la buena alimentación que les permita ganar peso a los animales y con ello también evitar más muertes, reconocen productores e todos tamaños, médicos veterinarios y empleados de ranchos ganaderos.

“Hay mucho pesimismo en el sector por el alto índice de muertes y por la falta de programas oficiales de auxilio para contrarrestar la descapitalización del sector y obviamente mayores decesos. Los bovinos son rumiantes que necesariamente deben comer alimento verde o granos para balancear su alimentación que le permita ganar peso”, dicen.

Explican, la planta de algodón es fumigada principalmente para erradicar plagas, pero también es fertilizada para acelerar su crecimiento, lo cual siempre ha sido así, pero a diferencia de años atrás, cuando aunque sea poco, pero llovía, precipitaciones y humedad permitían que la planta de algodón de donde procede la cascarilla rica en aceites se lave y se desinfecte naturalmente, es decir con la humedad se le cae la hoja verde, para que cuando se coseche la mata vaya totalmente blanca.

También otros años cuando el invierno era mas crudo, con las primeras heladas de noviembre, el frío provocaba que se la hoja verde se secara mas rápido y caiga, dejando solo la flores (fibras) blancas del algodón; todo este proceso natural de desfollaje, limpiaba de químicos y fertilizantes el algodón y la cascarilla, lo cual al parecer ahora no sucede entonces cuando este alimento llega al estómago animal, este proceso de rumiar entra en putrefacción y toxicidad y podría provocar la baba que les provoca intoxicación, pero también hay que ser claros, por la falta de humedad en el campo, consecuencia de la sequía, “no hay pastizales para que coman y no se intoxiquen y con el alimento verde reduzca el riego de muerte”, reconoció la Médico Veterinaria Zootecnista, Perla Rivera, que tiene 11 años de experiencia como colaboradora de la Asociación Ganadera Local de Villa Ahumada (ALGVA).

Otra situación es que los animales en su desesperación por ingerir algo verde estuvieran tragando la tintilla, planta mortal para estas, lo cual es poco probable porque no es tiempo de tintilla y además si fuera poco esto, los animales muertos tendrían el hocico y lengua morados, color tradicional entre los animales que han muerto por tragar tintilla, al no haber coloración morada, definitivamente la cascarilla podría estar contaminada involuntariamente , agregó Perla Rivera, con lo cual reafirmó lo expuesto por ganaderos y vaqueros, cuidadores del ganado.

La situación es muy pesimista, y “ante esto, tanto estado como municipio hacen oídos sordos para generar apoyo alimentario con subsidio, porque los poseedores de ganado, además de sufrir despoblamiento del hato, también están descapitalizados por alto costo del forraje verde”, coinciden muchas voces afectadas por la mortandad.

Señalaron que es injusto que tengan que vender a muy bajo precio sus animales flacos, por falta e alimento verde que la hierba se monte, se venden en solo 5 mil pesos para tener algo df recurso para poder seguir alimentando otras cabezas, 5 mil pesos es la tercera parte de lo que una vaca gorda cuesta normalmente.

Además concluyeron con su exposición diciendo que otros animales han muerto por agotamiento y sed, cuando ilusiones ópticas los engañan, observan algo verde y lo siguen, por lo general son mezquites, que esos aunque haya sequía siempre están verdes, el animal se engaña, lo sigue y cuando detecte por instinto es mezquite no lo comen, sin lluvias, sin agua en presones, sin alimento verde y sin auxilio oficial con grano rolado o concentrado de sales “porque ya se van los gobernantes”, el sector está en estado de indefensión.

Related Articles

Back to top button