Portada

15 millones de mujeres en el sector rural, obligan a impulsar políticas de desarrollo

El sector rural cuenta con 15 millones de mujeres, lo que obliga buscar el desarrollo y políticas adecuadas que permita la equidad de género, afirmó el presidente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR), Eduardo Orihuela.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el dirigente expuso que en nuestro país cada vez más se reconoce no solamente el trabajo de las mujeres como factor fundamental del desarrollo de la familia, sino como ingrediente fundamental en la lucha contra la pobreza extrema.

“Está demostrado que cuando las mujeres cuentan con oportunidades, los rendimientos en sus explotaciones aumentan y también sus ingresos, por lo que, si queremos poner fin a la pobreza y al hambre, necesitamos ampliar todo nuestro apoyo a las mujeres de las zonas rurales”, apuntó.

Destacó que, de acuerdo con estadísticas del INEGI, las mujeres ya representan un poco más del 51% de la población nacional, y de ellas alrededor de 15 millones viven y trabajan en el medio rural mexicano, por lo que es necesario impulsar su organización en un marco de igualdad e inclusión, “y no de marginación”.

En congruencia con expresiones de Naciones Unidas, el líder de la CNPR consideró necesario poner énfasis en la importancia de erradicar la desigualdad de género y empoderar a las mujeres con información, capacitación, tenencia y acceso justo a los recursos y a los servicios de apoyo agrícola, nutricional y a la salud.

La Organización de las Naciones Unidas señala que, en los países en desarrollo, las mujeres rurales aportan el 43% de la mano de obra agrícola y producen, procesan y preparan, gran parte de los alimentos que consumen las familias de comunidades rurales, por lo que, sobre este segmento de la población, recae la responsabilidad de la seguridad alimentaria.

Eduardo Orihuela subrayó que se requieren cambios transformadores, enfoques integrados y nuevas soluciones, sobre todo en lo que concierne a la defensa de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas del país.

Si se mantienen las tendencias actuales, las intervenciones existentes no bastarán para conseguir un Planeta 50-50 para 2030. Es crucial contar con planteamientos innovadores que rompan con la situación habitual, a fin de eliminar las barreras estructurales y garantizar que ninguna mujer y ninguna niña se quede atrás.

Related Articles

Close
Close